Productores de Hortalizas urbanos, lo bueno y lo malo de un hermoso estilo de vida.

Aprende lo más esencial para ser un productor de hortalizas optimo sin dejar la ciudad.

Para todos los que quieren ser productores de hortalizas, les aviso que conlleva numerosos riesgos tanto en el proceso de cultivo como económicamente hablando, algunos de los problemas más comunes pueden ser, los efectos del clima en las plantaciones, las enfermedades que pueden afectar a las plantas, las contaminaciones e intoxicaciones por los agroquímicos y pesticidas (en caso de ser utilizados) e incluso las fluctuaciones existentes en el mercado, que a veces obligan a muchos productores de hortalizas ah abandonar sus cultivos por algunos periodos de tiempo o por tiempo indefinido.

¿Que hacemos los productores de hortalizas para minimizar los riesgos?

Muchas veces después de sucesos imprevistos en las cosechas llegamos a la obvia conclusión de necesitar incrementar el resultado económico y para eso hay que reducir costos e incrementar la producción de una forma eficiente, para eso se debe tomar en cuenta lo que queremos cultivar y prever las posibles situaciones que pudiesen afectar al cultivo o a nosotros como productores, algunas de las cuales las mencionamos anteriormente.

Tomando en cuenta las necesidades de las plantas y las adversidades que pudiesen presentarse en los cultivos sugerimos para aquellos que quieren ser productores de hortalizas en casa, apartamentos o con pequeños espacios, utilizar los métodos más seguros y que durante años han sido un seguro de vida para todos los tipos de plantas, ya que, la utilización de los siguientes métodos es proporcional en eficiencia al cuidado que se les dé.

Métodos para productores de hortalizas urbanos.

Invernaderos micro túnel o micro invernaderos; consiste en desarrollar un tipo de construcción básica, puede ser con madera, tubos de plástico o material reciclable (algunos los han realizado con botellas de gaseosas) y en algunos casos con tubos de metal y vidrio, esto siempre y cuando pueda satisfacer los efectos climáticos, una vez decidíos los materiales la forma y tamaño nos la dirá el área que queremos cultivar, por lo general son bastante pequeños de ahí el nombre.

Hidroponías; como muchos de ustedes sabrán es un método utilizado por los productores de Hortalizas que quieren masificar sus cultivos sin perder la calidad de sus productos, pero no es del todo cierto, pues las hidroponías actualmente también son utilizadas en escalas muy pequeñas surtiendo a familias en hogares o pequeños comerciantes que desean destacar en el mercado con alimentos de diferentes especies. Con solo tubos PVC, envases plásticos de reciclaje o incluso macetas se pueden desarrollar hidroponías, ya que el sistema siempre será el mismo, agua y nutrientes especiales para las plantas que debe ser recirculada para alimentar a las hortalizas generando un crecimiento rápido y saludable en las plantas, sin las molestias que trae el cuidado de la tierra, la falta de humedad y las pestes como insectos o roedores.

Malla espaldera hortomallas dando soporte al campo de hortalizas
Existen varios métodos que se pueden usar y son el invernadero micro túnel o el micro invernaderos.

Jardines o cultivos verticales; más común para los que quieres ser productores de hortalizas, pero los deberes de la ciudad no les permiten acceder fácilmente a la agricultura, es una técnica que permite integrar la vegetación y la arquitectura de una forma natural, además de añadir color genera formas al entorno, mejora la calidad de vida, e incluso tiene beneficios medio ambientales.

Es bastante sencillo, una estructura que como ya hemos mencionado con los anteriores métodos, puede ser de cualquier material solo que en este caso la estructura crecerá de forma vertical ya sea adherida a una pared como un estante, siguiendo la forma del lugar donde se encuentra como un centro de área común (el más común es con forma piramidal) o como un muro el cual se construyó con cavidades o espacios y una superficie diseñada con la función cultivar pantas en ella.

Cultivos invertidos; es el más sencillo y quizás el menos costoso para los agricultores urbanos, para cultivar sus verduras y hortalizas (en lo personal) es lo mejor para incrementar el espacio, pues el espacio en ocasiones no es el que desearíamos para todo lo que queremos cultivar. Para aprovechar al máximo el espacio disponible hay productores de hortalizas que han experimentado incluso con cultivos colgantes, pero estos jardines se basan en colgar cubos, macetas envases o bolsas con la fuerza para soportarla y la capacidad de almacenar una planta como, las de tomate, berenjena, judía, pepino, pimentón entre otros. Ahora bien, ¿que tal si pudiésemos dar vuelta a ese matero y sin que se nos convierta en un desastre? Pues en eso consiste el cultivo invertido, los productores de hortalizas menos experimentados solo necesitan los envases a cultivar con este divertido método y no son especiales, ya sean, hechos en casa o comprados tiene una capa de plástico (lona o malla según sea el caso) perforada en su parte inferior, en esa parte se siembra la pequeña planta con la parte superior descubierta siendo ese lugar donde se coloca el sustrato los nutrientes y donde se riega. Así la planta crece hacia abajo y sus raíces crecen dentro del contenedor (hacia arriba) lleno de sustrato.

Hortalizas envaradas en el campo
El método de cultivos invertidos es el mas sencillo y el que menos dinero cuesta para los agricultores urbanos.

Prevenciones para los productores de hortalizas

Como productores de hortalizas los factores económicos pueden afectar nuestras cosechas; pues si obviamos los siguientes consejos seremos víctimas de un mercado poco indulgente con los primerizos. Buscar un mercado al cual dirigirse no es fácil, pero es lo correcto cuando se desea ser productor de hortalizas, de lo contrario, es igual que ir a la deriva sin un rumbo fijo, realizar un plan que evalué los riesgos entre cada cosecha es muy necesario, pues nos permite determinar los factores que pueden perjudicar una plantación,

La mala organización y supervisión de parte de los agricultores hacia los cultivos; las plagas no son un juego y controlarlas muchas veces no es fácil, pero si no se hace al final del periodo no tendremos más que abono para ofrecer, revisar el cultivo constante mente permite saber que vitaminas o nutrientes pueden estas faltando en nuestras plantas así que, lo mejor es realizar un análisis de tejidos periódicamente,

Algo que pocos productores de hortalizas realizan, es llevar una pequeña bitácora o anotación de datos (positivos y negativos, deben ser los más relevantes); en función de los errores que cometamos y los éxitos y aciertos que obtengamos se deben llevar anotaciones, solo así, evitaremos cometer los mismos errores durante los periodos de cultivo y de cosecha, así es menos probable que ocurra lo que creemos no poder controlar.

Productores de Hortalizas
La mala supervisión de los cultivos suelen traer problemas como las plagas que no siempre son fácil de controlarlas.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *